Protección de derechos
Tus derechos a la comunicación y a la información están en la Constitución, en los tratados de derechos humanos y en la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. Quienes hacen radio y televisión deben respetarlos. Defenderlos es nuestra obligación.

¿Cómo puedo presentar un reclamo ante la Defensoría?

Se pueden realizar consultas telefónicas al 0800-999-3333 o a través del formulario web. Los reclamos pueden hacerse personalmente en la sede de la Defensoría, Alsina 1470 Ciudad Autónoma de Buenos Aires, o a través de la web.

¿Qué datos necesito para realizar un reclamo?

Para presentar un reclamo es conveniente que cuentes con información precisa. En caso de que tu presentación se refiera a un programa o publicidad, identificar el canal, señal o radio, fecha y hora de la emisión. Si tu reclamo se refiere a un proveedor de televisión paga, por ejemplo, será necesario que lo identifiques y se te solicitará que envíes otra documentación que constate que estás abonado al servicio.

¿Qué ocurre con mis datos personales y con la información de mi reclamo?

La Defensoría del Público no recibe reclamos presentados en forma anónima.

En este proceso, los datos como domicilio, teléfono y correo electrónico de quien presenta el reclamo son preservados en todo momento. En caso de que la Defensoría decida dar inicio a una Actuación a partir del reclamo, la identidad podrá ser reservada, de corresponder y a solicitud fundada del denunciante.

En caso de reclamos presentados por niños, niñas y adolescentes, se protegerán los datos personales de los/as presentantes en cumplimiento de los artículos 16 de la Convención sobre los Derechos del Niño y 10 de la Ley 26.061, de Protección Integral de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes.

¿Qué sucede con los reclamos presentados ante la Defensoría?

Los reclamos pueden iniciar actuaciones (un procedimiento) que varían en función del motivo del reclamo y del análisis que de él haya hecho la Defensoría.

Los reclamos y consultas presentados ante la Defensoría del Público son analizados de manera interdisciplinaria.

Muchas de estas presentaciones generan diálogos con las direcciones y equipos de realización de radios, canales y señales de televisión, productoras audiovisuales, agencias de publicidad y anunciantes, otros organismos públicos, entre otros actores. En estos ámbitos se promueve la reflexión crítica y se gestan soluciones basadas en el consenso, acciones reparadoras que revierten o modifican los problemas denunciados y representan avances hacia una plena implementación de los derechos del público.  

¿Cómo pueden concluir los reclamos?

En los casos en que a partir de las denuncias la Defensoría inicie una Actuación, podrá finalizar con la adopción de una Resolución, que incluye una reseña de lo ocurrido en el trámite del reclamo, los análisis producidos por la Defensoría, las acciones llevadas adelante con los distintos actores y las recomendaciones que la Defensoría formula en relación al tema.

Una Actuación puede concluir, también, con la comunicación a el/la denunciante de aquello que la Defensoría ha analizado a partir de su planteo o con la firma de acuerdos con prestadores de servicios de comunicación audiovisual, destinados a dar solución a problemas concretos.

Te presentamos algunas situaciones que pueden motivar tu consulta o reclamo:

  • Cuando consideres que se promueve o incita el trato discriminatorio por motivos de origen étnico o nacional, de religión, sexo, género u orientación sexual, aspecto físico, nacimiento, presencia de discapacidades, idioma, opiniones políticas o de otro tipo.
  • Si considerás que lo que viste o escuchaste entre las 6 de la mañana y las 10 de la noche no era apto para todo público.
  • Cuando se transmitan mensajes que contengan violencia simbólica contra las mujeres o se promueva un tratamiento basado en estereotipos que atentan contra la dignidad y la igualdad.
  • Si la tele te discrimina al no incluir los sistemas de accesibilidad que indica la ley (lengua de señas, subtitulado oculto o audio descripción).
  • Cuando se transmitan mensajes e imágenes pornográficas que promuevan la explotación sexual y atenten contra la dignidad.
  • Si te interesa ver programas en otro idioma pero no se emiten con subtítulos o doblados, tal como dispone la ley.
  • Cuando creas que se limita la libertad de expresión y el acceso a la información pública y a la comunicación plural.
  • Cuando no puedas acceder a la programación en el idioma del pueblo originario al que pertenecés y entiendas vulnerados tu identidad y valores culturales.
  • Si sos niño, niña o adolescentes y te parece que no hay programas para vos en la tele o en la radio.
  • Cuando consideres que una publicidad promueve la violencia, la discriminación en sus distintas formas o comportamientos dañinos para la salud o el ambiente.
  • Cuando una publicidad dirigida a los niños o niñas los incite a comprar productos explotando su inexperiencia y credulidad.
  • Si ves alguna publicidad de bebidas alcohólicas dentro del horario apto para todo público, o en la que participaren niños o niñas, o en la que se los aliente a beber.
  • Si en una publicidad de bebidas alcohólicas omitieron la leyenda obligatoria “Beber con moderación. Prohibida su venta a menores de 18 años”.
  • Si pertenecés a una organización social con un proyecto de radio o televisión comunitaria pero no podés acceder a una frecuencia.
  • Si te interesa ver la programación gratuita de la Televisión Digital Abierta pero tenés dificultades para acceder a ese servicio.
Compartir: