La Defensoría del Público coordinó dos encuentros con comunicadores y comunicadoras de Oberá y Posadas para reflexionar sobre la cobertura periodística de temas de niñez y adolescencia y las vulneraciones de derechos en los medios.

La actividad surgió a partir de la inquietud de la Defensoría de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes de la provincia de Misiones acerca del tratamiento periodístico de situaciones críticas que atraviesan chicas y chicos y que no contemplan el respeto por su imagen, integridad y dignidad. Para abordar y debatir el tema, la Defensoría del Público coordinó dos encuentros en las ciudades misioneras de Oberá y Posadas. 

El defensor provincial de Niñez, Miguel Molina, y Hugo Muleiro, de la Dirección de Capacitación y Promoción de la Defensoría del Público, compartieron con periodistas de Oberá un recorrido por esta problemática y un examen de la legislación vigente sobre los derechos comunicacionales de niñas, niños y adolescentes. 

En Posadas fue anfitrión del encuentro el subsecretario de prensa de la provincia, Gustavo Verón, quien junto con Miguel Molina convocó a representantes de los medios y las delegaciones locales del Instituto Nacional contra la Discriminación, Xenofobia y el Racismo (INADI) y del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom).

Los derechos de chicas y chicos a ser oídos, a informar y opinar y la protección de su identidad e imagen si se trata de situaciones de conflicto fueron temas centrales en las exposiciones de Muleiro y Betiana Cáceres, integrante de la Dirección de Protección de Derechos de la Defensoría, quien también se sumó a las charlas.

Compartir:
Los chicos y chicas del Barrio Fátima en Río Gallegos, Santa Cruz, reflexionaron sobre sus derechos comunicacionales y realizaron una producción audiovisual para contar las actividades del centro juvenil donde participan.

En Santa Cruz los chicos y las chicas del Barrio Fátima participaron de la propuesta de La Defensoría va al Barrio, analizaron el modo en que los medios los y las muestran y produjeron sus propias representaciones audiovisuales para decir “todo lo que los medios de comunicación no cuentan”.

María y Celeste recopilaron las imágenes, recorrieron las calles y con la cámara de sus propios celulares fotografiaron los lugares que eligen diariamente los y las jóvenes del barrio. Relataron, además, sus historias particulares y cómo llegaron a participar de distintas actividades que se desarrollan en la parroquia que caracteriza al barrio y lleva el mismo nombre: Fátima.

“En 2012 se recuperó la cancha que se encuentra al lado de la parroquia, como espacio de recreación y encuentro”, contó uno de los chicos. Además, contaron que a partir de allí pudieron contener a todos los y las jóvenes del barrio generando actividades sociales y culturales. “Está bueno que a pesar del clima que se vive en el sur la juventud se interese y participe”, dijo Florencia en el relato en off del video.

En el corto audiovisual los chicos y chicas describieron las actividades que realizan en el centro juvenil del Barrio Fátima, “un espacio para pasar las tardes, donde los chicos juegan al ping pong, yenga, truco o fútbol”. Además, se desarrollan charlas sobre violencia en el noviazgo, discriminación, educación sexual y adicciones. “Queremos que los y las jóvenes participen, se hagan ver y escuchar”, reflexionó una de las chicas.

Compartir:
Junto a la Defensoría del Público, chicos y chicas del Barrio 640 Viviendas participaron de encuentros de formación y debate. Hicieron un repaso de los comienzos del barrio, de su composición y contaron qué es lo que más les gusta hacer.

Los chicos y chicas del Barrio 640 Viviendas de Ushuaia, Tierra del Fuego, trabajaron durante varios días en una producción audiovisual para contar la historia del barrio. Pensaron de qué manera hacerlo, escribieron un guión, eligieron a la encargada de relatar esos comienzos y, por último, filmaron y fotografiaron.

En el barrio, que fue creado en 1995 en respuesta a una necesidad habitacional, viven más de 3 mil personas. Según los chicos y chicas que realizaron el video, “antes al barrio 640 viviendas se lo conocía por sus problemas entre los jóvenes, había muchas peleas”. Pero con ayuda de las y los vecinos y distintas organizaciones “se le fue cambiando la cara”.

Ahora hay un centro de salud, una plaza, un playón, que son los espacios que le dan identidad al Barrio 640 Viviendas y que los jóvenes recorren todos los días. Lugares que, por ese motivo, fueron fotografiados por los y las adolescentes que realizaron la producción audiovisual.

Los chicos y chicas decidieron que, además de repasar la historia de su barrio, querían destacar al programa “Jugando en mi barrio”, un espacio recreativo que los reunía diariamente. Daniela, una de las participantes, relató que “desde que nos sacaron el Jugando es como que nos falta algo en el barrio”.  

Como parte del proceso de producción del video, los chicos y chicas de Ushuaia filmaron, entrevistaron, narraron y fotografiaron su barrio para mostrárselo a jóvenes del resto del país como un modo de ejercer su derecho humano a la comunicación.

Compartir:
Estudiantes secundarios de la ciudad de Buenos Aires analizaron y debatieron sobre formas de participación alternativas en los medios de comunicación y acerca de los modos en que la televisión representa a la juventud.

La Defensoría del Público participó de una charla con estudiantes de cuarto y quinto año de la escuela Nº 2 en Villa Soldati, Buenos Aires, con el objetivo de intercambiar miradas y compartir reflexiones acerca de las diferentes formas de gestionar y producir medios de comunicación. También estuvieron presentes Maxi Malfatti, del programa Decir es Poder que funciona en la escuela Nº 6 de Barracas y Fernando Tebele de la radio comunitaria La Retaguardia.
 
Las representaciones en la radio y la televisión sobre la juventud y el barrio guiaron la charla. “No hay quien nos represente en los medios”, “nos gustaría hablar por nosotros mismos”, fueron algunas de las expresiones de las y los estudiantes. Una de ellas se refirió a las diferencias que existen en los temas que abordan los medios tradicionales y los medios locales: “En las radios del barrio nos dan espacio y podemos hablar de lo que nos interesa a nosotras. Además, las noticias siguen apareciendo a lo largo del tiempo y no se olvidan al día siguiente.”
 
En el marco de la charla, Sofia Hammoe, de la Dirección de Capacitación y Promoción del organismo, compartió una síntesis de las exposiciones realizadas por niñas, niños y adolescentes en las Audiencias Públicas convocadas por La Defensoría del Público en todo el país. Además, junto con las y los participantes analizaron los decretos presidenciales que modifican artículos de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual.
 
“Nuestras radios nacen para contrarrestar esa información hegemónica. Somos espacios hechos también por jóvenes como ustedes que quieren participar”, dijo Fernando Tebele de La Retaguardia, una de las radios que integran la Red Nacional de Medios Alternativos (RNMA), en referencia a las características y la relevancia de proyectos de comunicación alternativa.
 
Por último, Maxi Malfatti presentó Decir es Poder, un programa de alfabetización de adultos llevado adelante por docentes y estudiantes egresados de la escuela Nº 6 del barrio de Barracas. “Lo más emblemático del programa es que jóvenes del barrio, que estudiaron en la escuela del barrio, ahora enseñan a leer y a escribir a sus mamás, abuelos y vecinas que trabajaron para que sus hijas e hijos pudieran estudiar”.
 

Compartir:
Con el apoyo de la Defensoría del Público voces de niñas, niños y adolescentes de Chaco ya suenan en FM Radio Provincia. Informaciones y opiniones con perspectiva local en una iniciativa inspirada en el boletín radiofónico federal “Aire Joven”.

Chicas y chicos de entre 10 y 18 años son protagonistas de “La voz joven del Chaco”, un programa de radio que transmite los sábados de 17 a 18 en FM Radio Provincia. Una realización del Consejo de Derechos Comunicacionales de Niñez y Adolescencia que cuenta con el acompañamiento de la Defensoría del Público. También brindaron su colaboración en diversas tareas la escuela Nuestra Voz-Eter de Resistencia y Paulo Buttice, subsecretario de Comunicación y Medios provincial.

La iniciativa está a cargo de grupos de chicos y chicas de la Fundación Gastón, escuelas de Resistencia, Fontana, Barranqueras, Las Garcitas y Presidencia Roca, de la Aldea Tres Horquetas, un complejo para adolescentes en conflicto con la ley, de la radio Comunitaria Juan José Castelli y de la residencia juvenil Laguna Limpia. Ellos y ellas participaron de un taller de capacitación previo junto a la Defensoría del Público.

Una descripción de los Derechos del Niño y de los derechos comunicacionales de la niñez y la juventud, una presentación de la Defensoría del Público, relatos sobre la participación de chicas y chicos en actividades, fiestas comunitarias y noticias deportivas, fueron algunos de los temas tratados en las primeras emisiones.

Además, en los primeros dos programas se transmitieron felicitaciones y saludos de UNICEF Argentina; el ministro de Desarrollo Social, Roberto Acosta; el ministro de Educación, Daniel Farías; concejales locales; del Defensor de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes de Misiones, Miguel Molina; y del intendente de Fontana, Antonio Rodas.

El Consejo de Derechos Comunicacionales de Niñez y Adolescencia se formó en 2015 a partir de la propuesta de la Subsecretaría de Niñez, Adolescencia y Familia, y cuenta con la participación de representantes de distintas áreas del poder Ejecutivo chaqueño, de la Justicia, organizaciones no gubernamentales que trabajan en niñez y la Facultad de Humanidades de la Universidad Nacional del Nordeste, entre otras instituciones.

El programa fue declarado de interés por la municipalidad de Resistencia y por el Concejo Municipal, y de interés legislativo por la Cámara de Diputados provincial.

Compartir: