Trabajadoras, trabajadores y representantes sindicales, asistieron a la sede del organismo para trazar un cuadro de situación sobre las afectaciones a los derechos de más de 2500 personas que se desempeñan en la radio y en la televisión.

Frente a las afectaciones a los derechos de más de 2500 (1) personas que trabajan en los servicios de comunicación audiovisual provocadas por despidos masivos y arbitrarios, precarización laboral y persecución sindical e ideológica durante los últimos seis meses, la Defensoría del Público recomienda a las autoridades nacionales y provinciales la adopción de medidas urgentes y efectivas para evitar nuevas vulneraciones a los derechos laborales, a la libertad de expresión y a los derechos de las audiencias; y revertir las ya producidas.

De acuerdo con la información recabada en diálogo con trabajadores y trabajadoras y sus representantes, quienes asistieron a una reunión en la sede del organismo, la situación se agrava en un contexto en el que se discontinuó el pago de la publicidad oficial y la realización de proyectos audiovisuales impulsados por políticas públicas estatales. Además, se oculta información sobre la titularidad de las licencias sin que los organismos con competencia específica ofrezcan soluciones, afectando la libertad de expresión y los derechos de las audiencias, quienes han manifestado ante la Defensoría en los últimos meses su preocupación por el silenciamiento de esta situación general y la reducción de espacios mediáticos que canalicen la pluralidad de voces y la diversidad de perspectivas de la sociedad.

Las leyes nacionales e instrumentos internacionales de derechos humanos protegen el trabajo y la estabilidad del empleo, pronunciándose contra el despido y protegiendo la continuidad de la prestación de los servicios de comunicación audiovisual. Fundamentalmente, la Declaración Universal de Derechos humanos en su artículo 23; el artículo 6 del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, y el artículo 7 inciso d) del Protocolo de San Salvador. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) en su Carta incorpora a la libertad de expresión dentro de sus cuatro principios fundamentales sobre la dignidad humana y se pronuncia en el Convenio N° 158 y en la Recomendación N° 166, sobre la anulación del despido arbitrario y la reposición en el puesto de trabajo. Sobre todo en afectaciones y despidos que impliquen la violación de otros derechos humanos, en este caso la libertad de expresión, el derecho a la información y los derechos de las audiencias.

En función de lo expuesto y reconociendo que la precarización laboral y los despidos masivos en los servicios de comunicación audiovisual lesionan la libertad de expresión, a la vez que funcionan como factores de disciplinamiento editorial y social, la Defensoría del Público recomienda a los Poderes Ejecutivos nacional y provinciales, en particular a los ministerios nacionales de Trabajo, Empleo y Segurdad Social y de Desarrollo Social, al Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM), a la Comisión Redactora para la Elaboración del Proyecto de Reforma, Actualización y Unificación de las Leyes 26.522 y 27.078 y a ambas cámaras del Congreso Nacional, sobre todo a sus Comisiones encargadas de abordar las problemáticas laborales y comunicacionales, que adopten en el marco de sus competencias, medidas inmediatas y efectivas para evitar las afectaciones al derecho humano a la comunicación y revertir las vulneraciones que ya se han producido.

Este cuadro de situación, también fue puesto en conocimiento de la Relatoría Especial sobre la Promoción del Derecho a la Libertad de Opinión y de Expresión de las Naciones Unidas y de la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que a partir de las denuncias recibidas realiza un seguimiento específico del estado de cumplimiento de la libertad de expresión en la Argentina.

 

  1. Se registraron las siguientes situaciones: despidos y/o retiros voluntarios de 123 personas en la señal de noticias CN23; proceso de vaciamiento en Radio América con el abandono de 126 trabajadoras y trabajadores; 13 despidos en Canal 26; más de diez en Crónica TV; ocho en Radio Continental; 20 en Radio Nacional; posible vaciamiento y abandono de 26 trabajadores en Radio Madres; sueldos adeudados a 100 personas en la señal de noticias 360TV; pago de salarios en cuotas a 32 personas en Radio Splendid y a 140 personas en Radio del Plata; 300 puestos de trabajo en riesgo en radios FM de Córdoba y 220 en los servicios de Radio y Televisión, también de Córdoba; 25 trabajadores precarizados en Radio El Mundo; 40 con incumplimiento salarial en Radio Rivadavia; siete personas despedidas en el Sistema de Televisión Digital del Estado Nacional. Esta situación se verifica también en medios gráficos y portales periodísticos en Internet: 14 personas han sido despedidas en el diario "El Argentino"; 32 en "La Mañana" de Córdoba y 30 incluidas en el proceso preventivo de crisis; 2 delegados fueron despedidos en BAE-Crónica; 50 personas en Infonews, más de 200 en Tiempo Argentino; 30 en las publicaciones zonales de ese diario y 24 personas en Infojus Noticias. A las conflictividades laborales enumeradas se suman alrededor de 1000 puestos de trabajo que se perdieron por la discontinuidad de proyectos audiovisuales impulsados por políticas públicas estatales.
Compartir:
La Defensora del Público, Lic. Cynthia Ottaviano, debatió con alumnas y alumnos del Instituto Superior de Formación Docente y Técnica Nro. 77, del partido de Vicente López.

“Los medios de comunicación son dispositivos que construyen sentidos y esa construcción responde a objetivos determinados. Hablamos de medios que crean subjetividades, formas de ver la vida que no siempre son inclusivas, sino que por el contrario muchas veces son discriminatorias”. De esa manera, la Defensora del Público, Lic. Cynthia Ottaviano, arrancó la charla que duró dos horas con estudiantes del Instituto Superior de Formación Docente y Técnica Nro. 77, del partido de Vicente López.

La actividad respondió a la invitación del Centro de Estudiantes a la Defensoría para que su titular contara de qué manera trabaja el organismo, que desde hace más de tres años responde a distintos reclamos y denuncias de oyentes y televidentes de todo el país y cumple con la tarea pedagógica de difundir el derecho humano a la comunicación.

Los y las jóvenes admitieron haber sido formados en la idea social de la radio y la televisión como sinónimos de negocio y mostraron interés en el concepto de “servicio de comunicación audiovisual” incorporado con la aprobación de la Ley. “Vivimos en una sociedad mediatizada -agregó Ottaviano-, con medios concentrados que profundizan las desigualdades. Por eso, teniendo como eje el derecho humano que todos tenemos a la comunicación, debemos instar a que surjan cada vez más voces. No necesitamos ser 'mediados' por otros, sino que tenemos derecho a comunicar nosotros mismos. Ese fue el cambio más importante que introduce la Ley”.

El intercambio tocó temas como la estigmatización, la poca representación de ellos mismos en las programaciones y la manera en que la publicidad estimula conductas discriminatorias. Una de las dudas planteadas por los y las estudiantes fue cómo surgió la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, qué cambios introdujeron los DNU emitidos por el Presidente de la Nación y cómo participan en las actividades que realiza la Defensoría.

Entre los asistentes no sólo había alumnos, además presenciaron la charla rabajadoras sociales y docentes que desarrollan distintos proyectos de inserción en los barrios del norte del conurbano.

Compartir:
Integrantes de las emisoras Barricada TV, Urbana y Pares TV participan de una serie de encuentros organizados junto a la Defensoría con el fin de generar nuevas herramientas de diseño audiovisual que sirvan para mejorar la calidad de la comunicación.

Continuando con uno de los objetivos principales de la Defensoría del Público de generar capacitaciones a distintos medios y sus integrantes y en virtud de las solicitudes requeridas al organismo presentadas por Barricada TV, Urbana y Pares TV; las direcciones de Capacitación y de Protección de Derechos, junto a un especialista en diseño de canales de televisión están llevando a cabo un trabajo con el fin de colaborar a mejorar la comunicación audiovisual de las emisoras.

Luego de la solicitud de los canales, se efectuó una reunión entre los representantes de las emisoras comunitarias , donde se intercambiaron ideas y la Defensoría coordino la realización de una serie de talleres de capacitación, en los estudios de televisión de cada uno de los canales comunitarios.

El encuentro de capacitación en diseño audiovisual, se llevó a cabo junto a las plantas completas de las tres emisoras en el Centro Cultural IMPA La Fábrica, en los estudios del canal BarricadaTV. Las temáticas son la estrategia comunicacional, el análisis de desarrollo estructural y visual sobre la identidad del canal y la arquitectura del Canal.

Compartir:
Representantes de organismos del Reino Unido, Estonia, Alemania, Australia, México, Dinamarca, Egipto, Estonia, Holanda y Suiza entre otros visitaron el organismo de defensa de las audiencias de Argentina y elogiaron su trabajo.

Luego de dos intensas jornadas de trabajo, intercambio de experiencias y debates, Defensoras, Defensores y Ombudsmen integrantes de la Organization of News Ombudsman (ONO), visitaron la Defensoría del Público. Durante esa tercera jornada también se llevó a cabo el “IV Seminario Iberoamericano de Defensorías/Ouvidorias de medios”, donde personalidades de la comunicación iberoamericana instaron a la creación de Defensorías de las audiencias en la región.

Durante la visita, distintos participantes dejaron sus impresiones sobre las jornadas y el trabajo de la Defensoría del Público de Argentina. El director de Política y Estándares de la British Broadcasting Corporation (BBC) del Reino Unido, David Jordan, recalcó: “Creo que la Defensoría de Argentina está haciendo un trabajo maravilloso y su fascinación sobre el mundo de los defensores está ayudando al desarrollo de defensorías en toda latinoamérica. Una de las grandes cosas de la conferencia de la ONO es que podemos escuchar cosas de diferentes continentes y es la primera vez que podemos escuchar muchas cosas de latinoamércia”, remarcó.

En tanto el presidente de la ONO y ombudsman de la Compañía de Medios Públicos de Estonia, Estonian Eesti Rahvusringhääling (ERR), Tarmu Tammerk dijo: “Creo que el congreso ha sido un gran éxito. Es muy importante que hayan venido tantos defensores de latinoamérica”. Con respecto al organismo argentino recalcó: “Es necesario tener en algunos países instituciones como la Defensoría del Público de Argentina”.

El defensor de los lectores y editor público del diario alemán Hamburger Abendblatt. Ralf Nehmzow, afirmó: “Es muy interesante poder intercambiar opiniones con colegas de latinoamérica”. “Creo que en Argentina es un campo muy nuevo y se puede trabajar en la construcción de medios en todo el país es una tarea muy grande”, reflexionó sobre el trabajo de la Defensoría y agregó: “Trabajan muy bien, se acercan a las audiencias para escuchar cómo funcionan los medios audiovisuales y sobre todo me pareció muy importante cómo les cuentan sobre sus derechos. Acercarse a la gente fortalece mucho la democracias”.

En tres intensos días de trabajo, 43 Defensores y Defensoras del mundo se dieron cita por primera vez en Buenos Aires para debatir sobre “Los derechos de las audiencias en escenarios de comunicación concentrada. Crisis social y terrorismo”. La convocatoria sirvió como guía para las 18 actividades entre conferencias magistrales, mesas de debate, intercambios de experiencias y paneles de exposiciones en tres jornadas que contaron por primera vez con la presencia de representantes de los cinco continentes.

En el IV Seminario Ibero Americano, a los Defensores y Defensoras de once países, junto a representantes de universidades, organizaciones de la sociedad civil, medios de comunicación, radios comunitarias, alternativas y ciudadanas y organismos públicos; firmaron una declaración en la que instan a que en cada país de la región se promueva la creación de Ouvidorias y Defensorías de las audiencias.

Para acceder a la declaración completa haga click aquí.

Compartir:
La Defensora del Público junto a especialistas en libertad de expresión y en ciencias de la comunicación conversaron con estudiantes de la UNC sobre los alcances del DNU que modificó la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual.

La Defensora del Público, Lic, Cynthia Ottaviano, participó de la charla “La comunicación, otra vez, en debate” junto al abogado especialista en libertad de expresión, Miguel Rodríguez Villafañe; la docente de la Facultad de Ciencias de la Comunicación (FCC), integrante de la Coalición por una Comunicación Democrática de Córdoba, Judith Gerbaldo; con la coordinación la docente de la FCC, María Soledad Segura. El encuentro se llevó a cabo en la Facultad de Comunicación Social de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC).

En la charla, la Defensora hizo un llamado a los más de 200 estudiantes que llenaron la sala: “Vuelvan a leer la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. Nadie defiende un derecho que no conoce, decimos siempre desde la Defensoría”. Por otra parte, Ottaviano explicó cómo el Decreto de Necesidad y Urgencia 267 modificó la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual y remarcó: “En estos decretos se vuelve a hablar de usuarios y consumidores, pero un medio no es una fábrica de galletitas”.

Rodríguez Villafañe también destacó la importancia de emopoderarse desde el conocimiento: “No es lo mismo analizar la libertad de expresión desde el derecho a la comunicación que desde la lógica de mercado” y demostró también que las posturas de algunas empresas mediáticas muestran continuidades con las que sostuvieron durante la dictadura militar y los inicios del primer gobierno constitucional.

Gerbaldo sostuvo que esta batalla se da “en el marco de las luchas por la emancipación de los pueblos”. Luego de hacer referencia a la historia de la pelea por la ampliación del derecho a comunicar en la Argentina desde los años 80, concluyó: “No somos actores aislados, las luchas ciudadanas nos reúnen desde distintos lugares: las universidades, los medios, los lugares de trabajo”.

El eje del debate se centró en el nuevo escenario creado a partir de la los Decretos de Necesidad y Urgencia y sus implicancias en la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (LSCA). La disputa por el derecho a comunicar y el cambio de paradigma en un nuevo escenario para los medios y la sociedad con múltiples interrogantes.

Los derechos de las audiencias, las consecuencias para quienes trabajan en la comunicación audiovisual, las implicancias para los medios del sector social-comunitario, público y privado, y los desafíos de una nueva legislación fueron los ejes centrales del encuentro.

Asimismo, se brindaron detalles sobre las actuaciones desarrolladas por la Defensoría del Público, la Coalición por una Comunicación Democrática y diferentes organizaciones sociales y políticas para mantener el espíritu democrático, plural e inclusivo del derecho a la comunicación.

La organización del encuentro estuvo a cargo de la Facultad de Ciencias de la Comunicación y Proyecto "Sociedad civil y derechos a la comunicación y la cultura" del Centro de Investigaciones de la Facultad de Filosofía y Humanidades.

Compartir: