En Ecuador, más de 500 periodistas dialogaron con la Defensora sobre coberturas responsables de desastres y catástrofes

En una jornada que se extendió durante seis horas, Cynthia Ottaviano difundió el trabajo del organismo en la cobertura responsable en situaciones de riesgo. #periodismoresponsable se ubicó en los primeros puestos como tendencia en las redes sociales.
1
2
3
4
5

La Defensora del Público, Lic. Cynthia Ottaviano, dialogó en Ecuador con más de 500 periodistas de distintas regiones del país en un taller sobre “Periodismo en situaciones de riesgo”, que fue seguido a través de una videoconferencia, además de la participación de los asistentes a la charla. El encuentro fue organizado por el Consejo de Regulación de la Información y Comunicación (CORDICOM) y la Superintendencia de la Información y Comunicación (SUPERCOM), con la colaboración del Ministerio Coordinador de Seguridad de Ecuador.

Ottaviano describió el trabajo llevado adelante por la Defensoría para la confección de la “Guía para la cobertura periodística responsable de desastres y catástrofes”. Lo hizo ante periodistas de 16 ciudades de Ecuador que formaron parte del taller a través de una videoconferencia en los centros que conforman la red ECU 911. “Si la comunicación es un derecho humano, la información es un bien público", aseguró la Defensora. Y agregó: “Hay un derecho humano a la comunicación y tiene que estar en un primer plano por sobre la primicia, porque cuando el derecho a la comunicación se reconoce, la primicia pasa a un segundo plano".

Por otra parte, definió como “fundamental” la responsabilidad social del periodismo ante catástrofes y destacó el rol que cumplen, como servicio y en esas circunstancias, las radios comunitarias. “Se construyen con las lógicas de las sociedades donde crecieron”, puntualizó.

A la hora de coberturas en situaciones de riesgo, Ottaviano sugirió ante el grupo de periodistas: “Como comunicadores y comunicadoras es fundamental que podamos darnos un tiempo para evaluar cómo fue nuestra cobertura periodística, qué se hizo bien, qué se puede mejorar”. “Tenemos que pensar si el objetivo es brindar información socialmente relevante o el objetivo es espectacularizar”, expresó. E invitó a reflexionar: “Hay un fordismo en la producción informativa y eso tenemos que intentar cambiarlo porque el tiempo no puede atentar contra la verdad”.

El rol social del comunicador, las fuentes de información, la preparación para afrontar una emergencia, la información como servicio, el respeto a la intimidad y la integridad humana de los afectados, fueron algunos de los tópicos que se analizaron durante la capacitación que tuvo una duración de seis horas. También se examinaron los posibles errores de procedimiento, dificultades que surgen en el momento de la cobertura y la interacción con los actores de un suceso.

La iniciativa de los organizadores fue entregar a los medios de comunicación una guía para la cobertura oportuna y responsable en una situación de emergencia y para la elaboración de un protocolo de crisis. El 16 de abril, Ecuador sufrió un terremoto de 7,8 en la escala de Richter que sacudió la costa del país: murieron más de 600 personas y hubo 70 mil evacuados.

Además, Ecuador, por su ubicación geográfica, no está libre de riesgos y amenazas ante la presencia de sucesos naturales como el fenómeno de El Niño, inundaciones, erupciones volcánicas y otros provocados por el hombre, como los incendios forestales.