Distintas organizaciones de migrantes participaron de una mesa de trabajo en la Defensoría del Público

En un amplio e interesante debate, representantes de diferentes nacionalidades en la Argentina intercambiaron ideas y propuestas sobre cómo mejorar la mirada de los medios audiovisuales de los procesos migratorios.
1
2
3
4

La Defensoría del Público aborda desde su creación en noviembre de 2012 distintas temáticas con especialistas, investigadores e investigadoras, e integrantes del conjunto de la sociedad. Estas surgen de las preocupaciones y reclamos de las audiencias como género, salud mental, desastres y catástrofes, niñez y adolescencia, discriminaciones y violencia institucional, entre otras. Con la convocatoria del organismo junto a la Comisión Argentina para los Refugiados y Migrantes (CAREF), migrantes de diferentes nacionalidades y especialistas debatieron sobre la mirada de los medios audiovisuales y cómo mejorarla.

“La comunicación es un campo de disputas sobre qué sentidos se construyen y quiénes los construyen. Hoy la intención que tenemos con este espacio de debate es poder hacer un análisis de la situación, cuáles son las distintas problemáticas que perciben y proponer nuevas pedagogías”, señaló la Defensora del Público, Lic. Cynthia Ottaviano al iniciar la jornada y agregó: “Estos espacios son fruto de la lucha popular, como lo es esta Defensoría, de puertas abiertas para construir una nueva ciudadanía comunicacional de la que los y las migrantes forman parte".

Ottaviano enfatizó la importancia del encuentro: “La comunicación democrática se construye con estos diálogos y lo que estamos haciendo es construir nuevos saberes colectivos”. También se refirió al rol de los medios audiovisuales y la participación de distintas temáticas como la migración: “que no escapan a la marginalidad, la criminalización, policialización y silenciamiento. Invisibilizar también es discriminar y el desafío es construir una comunicación inclusiva, no discriminatoria,” aseguró.

La coordinadora general de CAREF, Gabriela Liguori, destacó el encuentro: “Los sentidos que se cristalizan y se construyen desde los medios masivos de comunicación luego difícilmente pueden ser desandados en el corto plazo por otros actores como la sociedad civil, hay cuestiones de poder, de manejo de recursos, de llegada masiva de la comunicación que hay que tener en cuenta y por eso nos parece tan importante este espacio”.

Luego compartieron sus opinones y sugerencias integrantes del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Universidad Nacional de Lanús (UNLa), Carrera de Ciencias de la Comunicación- Facultad de Ciencias Sociales – de la Universidad de Buenos Aires (UBA), TV Pública, Canal de la Ciudad, Agrupación Xangó, Centro Integral de la Mujer Marcelina Meneses, Instituto Argentino para la Igualdad, Diversidad e Integración (IARPIDI), Club Social y Deportivo Paraguayo, investigadores e investigadoras del Instituto de Investigaciones Gino Germani (IIGG), Conicet, Red Nacional de Líderes Migrantes, FM La Tribu, Centro Monseñor Enrique Angelelli, Movimiento Popular Patria Grande, Mujeres Peruanas Unidas Migrantes y Refugiadas (AMUMRA), Programa Todas - GCBA, Red de Migrantes y Refugiados, Migrantes y Exiliados Colombianos por la Paz (MECOPA), Fundación Comisión Católica Argentina de Migraciones (FCCAM), FM Bajo Flores, ATAJO (Ministerio Público Fiscal), Revista Jallalla, Colectivo Simbiosis Cultural, Faro TV, Asociación Civil y Cultural Yanapacuna, y el Centro Integral de la Mujer Marcelina Meneses.

De ese diálogo surgieron diferentes acciones a realizar como multiplicar los espacios de articulación con diversas representaciones de migrantes, organizaciones no gubernamentales y otras organizaciones sociales, con la creación en la Defensoría de una mesa interdisciplinaria; dialogar con responsables de los distintos medios de comunicación para modificar la mirada que se suele tener; lograr sensibilizar y reflexionar; sumar la temática a las columnas de distintos medios. Promover el vínculo con las distintas redes que ya existen, comunitarias, alternativas y populares para que puedan sumarse al diálogo; trabajar con capacitaciones en organismos públicos para evitar la violencia institucional y promover espacios sobre migración y derechos en las universidades y en la educación no formal.

La Defensoría se comprometió, además, a enviar una relatoría a quienes participaron y luego establecer recomendaciones en un decálogo de tratamiento responsable de la migración y los Derechos Humanos.